Modelo para electrificar el Transporte Urbano en el Perú

Colombia y Chile, implementaron mejoras al transporte urbano, con tecnología de buses eléctricos, gracias a su Institucionalidad y fortaleza de sus políticas públicas enfocadas en energía, transporte y medio ambiente, innovando los procesos de concesión, gestionando la financiación, otorgando garantías y condiciones de estabilidad jurídica en el largo plazo. Y los Concesionarios Operadores, postulan con reglas claras, pero no son dueños de los vehículos. Este modelo de negocio es exitoso en esos países.

Será difícil “importar” este modelo al Perú, pues la institucionalidad es muy débil y la jerarquización de Gobierno diferente y para ello necesitaríamos centralizar la jurisdicción en una sola entidad, pero como están las cosas no hay tiempo que perder.

Ante ello proponemos este MODELO PRIVADO, como el más rápido y eficaz de implementar, por la cual la ATU y los gobiernos provinciales, junto con Promovilidad (MTC), deben promover licitaciones y concesiones de largo plazo que garanticen a los operadores a crear modelos de negocio sustentados en garantías del Estado Peruano para la financiación de buses eléctricos e infraestructura.

Estos modelos de negocio basados en electromovilidad generan estados financieros solventes e indicadores VAN y TIR que no se lograrían con proyectos basados en vehículos con motor térmico. De esta forma se garantiza la sostenibilidad para renovar baterías, monocasco chasis-carrocería, costo operativo, mantenimiento, devolución de la deuda, tributos y dividendos para sus inversionistas.